Discover Nikkei Logo

https://www.discovernikkei.org/es/journal/2023/8/4/michiko-tanaka-2/

Michiko Tanaka — Parte 2: 50 años como profesora de El Colegio de México

Lea parte 1 >>

Al finalizar sus estudios de licenciatura en la Unión Soviética, Michiko y Américo tuvieron que decidir su futuro inmediato. Ya había nacido su hija Emiko y necesitaban encontrar un trabajo estable.  A Michiko no le desagradaba ir a México pues había conocido a un grupo numeroso de estudiantes mexicanos con los que convivió y entabló una buena amistad. Ante esta disyuntiva, consideraron que lo más conveniente sería establecerse en México pues Américo encontraría un trabajo de manera más fácil que en Japón y ella podría profundizar sus estudios en Historia en alguna universidad mexicana. 

Michiko Tanaka durante los primeros años en México (colección Guillermo Quartucci)

Al llegar a México, Américo ingresó a trabajar en la empresa petrolera del Estado mexicano, PEMEX, así como también empezó a dar clases en la Escuela de Economía del Instituto Politécnico Nacional. En 1967 Michiko fue aceptada como estudiante de maestría en el Colegio de México. En esta institución se había constituido el Centro de Estudios Orientales encargado de investigar y formar a estudiantes en esa área cultural y, de manera particular, en la historia y la cultura de Japón.

El año de 1968 marcó un parteaguas para la juventud en muchos países del mundo. La agresión norteamericana contra el pueblo de Vietnam y el involucramiento masivo y creciente de ese gobierno y de su poderoso ejército generaron una gran indignación a nivel mundial. En mayo de ese año los estudiantes de las universidades en Francia iniciaron una huelga que prendió la mecha que encendería las protestas estudiantiles en universidades norteamericanas, japonesas y mexicanas. Los estudiantes no sólo se oponían a la guerra contra ese pequeño país asiático sino contra el autoritarismo y orden jerárquico establecido. La consigna de “prohibido prohibir” que se divulgó en el mayo francés se convirtió en eslogan de la juventud en otros países. Los movimientos estudiantiles a nivel mundial significaron una verdadera revolución cultural que dejaría hondas huellas en las décadas por venir. Michiko y Américo no estuvieron al margen de estos acontecimientos.

Cartel que crearon los estudiantes que reinterpreta la paloma de la paz que se utilizó como parte de los Juegos Olímpicos de 1968 en México. (Autor Gráfica del 68, Centro Cultural Universitario Tlatelolco, UNAM)

En julio de ese año, en el centro de la ciudad de México, una escaramuza entre estudiantes de dos escuelas desató una represión violenta de la policía. Las escuelas preparatorias y de distintas universidades empezaron a protestar contra la forma en que se había actuado contra los estudiantes. La exigencia de los estudiantes fue solicitar la destitución de los mandos policiales pero la respuesta del gobierno se tradujo en más represión. La puerta de la Preparatoria número uno fue derribada mediante una granada para perseguir a los estudiantes que se refugiaron en su escuela. Los estudiantes de El Colegio de México se levantaron en huelga, como lo hicieron muchas universidades públicas y privadas de la ciudad, ante el recrudecimiento de las medidas represivas del gobierno. 

Las protestas continuaron a lo largo de los siguientes meses. El 2 de octubre, a una semana de la inauguración de los Juegos Olímpicos en México, miles de estudiantes se concentraron una vez más para exigir el cese de la represión y un diálogo público con el propio presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz. La protesta en Tlatelolco terminó con el ingreso del ejército y de paramilitares que dispararon contra la multitud inerme. Américo, como profesor del Politécnico, se encontraba entre los estudiantes y, aunque afortunadamente no fue herido, fue detenido por la policía junto con cientos de estudiantes más. Michiko, al enterarse de la matanza, se dedicó a buscarlo a lo largo de esa noche en hospitales y centros de detención. Fue hasta el siguiente día donde se enteró que su esposo se encontraba encarcelado junto con más de 700 estudiantes. Los meses siguientes vendrían con malas noticias pues Américo y cientos de maestros y estudiantes recibieron condenas de entre 10 y 15 años de prisión por delitos fabricados. 

Michiko, Américo y Serguei en la cárcel denominada “Palacio Negro de Lecumberri” (colección Américo Saldívar)

Michiko al menos contaba con su beca de estudiante y mediante el apoyo de amigos y familiares le permitió sortear las dificultades económicas y su nuevo embarazo. En estos tiempos oscuros, a principios del año de 1969, llegó una luz al nacer el segundo hijo del matrimonio, Serguei. El nacimiento del bebé los llenó de júbilo pero incrementó las cargas de trabajo de Michiko, quien no dejó de realizar sus estudios de maestría. Ese año representó para Michiko una etapa de grandes dificultades pero también de una intensa relación con el país al que había llegado. 

México arropó a la inmigrante y  mediante el apoyo que recibió de las autoridades y de sus compañeros de El Colegio le permitieron, en circunstancias tan complejas, finalizar sus estudios en 1970. El trabajo que presentó para titularse se denominó “Movimiento campesino en la formación del Japón Moderno”, investigación que se publicaría posteriormente.1 La investigación de Tanaka representó un gran aporte para entender la participación del campesinado japonés como sujeto social en el derrumbe del régimen de los Tokugawa en 1868 y en la construcción del Japón moderno.

En el año de 1971 la familia Tanaka recibió otra gran noticia.  Los profesores y estudiantes que participaron en el movimiento estudiantil fueron dejados en libertad mediante una amnistía. Dos años después, nace su tercer hijo, Laura, y Michiko ingresó como profesora titular en El Colegio de México, en el Centro de Estudios de Asia y África, nombre con el que se denominaría al anterior Centro donde había estudiado. Como parte de este nuevo impulso a la investigación y formación de estudiantes en esta área de El Colegio de México, Michiko se dirigió en 1975 a la Universidad de Princeton en Estados Unidos para realizar sus estudios de doctorado donde se titularía con la investigación  “Cultura Popular y Estado en Japón 1600-1868. Organización de jóvenes en el gobierno aldeano”. El trabajo ahondó el conocimiento de la vida cotidiana de las comunidades campesinas en Japón y su papel en la organización y mentalidad comunitaria de la sociedad japonesa moderna.2

Michiko Tanaka no sólo se dio a la tarea de realizar sus propias investigaciones sino ha sido el motor para que diversos especialistas contribuyan al análisis y difusión de la historia de Japón. Algunos de estos frutos dieron como resultado la publicación de la “Historia Mínima de Japón” y la “Historia documental de la educación moderna en Japón”,  entre otros tantos  textos.

Michiko Tanaka (extremo derecho) junto con grupo de profesores de El Colegio de México durante la visita del Premio Nobel de Literatura, Kenzaburo Oe, quien años antes había sido profesor visitante (colección Guillermo Quartucci)

Otro aspecto fundamental del trabajo de Tanaka es su liderazgo como coordinadora y promotora de equipos de investigadores que han acopiado, recopilado y traducido al español miles de documentos de la historia de Japón de 1868 a 2012. La colección  “Política y Pensamiento Político en Japón”, que reúne en varios volúmenes cronológicos todos estos documentos, se ha convertido en herramienta fundamental para los estudiantes y especialistas que se han estado formando en las últimas cuatro décadas en toda Latinoamérica abocados al conocimiento y la historia de Japón.

Es pertinente mencionar, en otra perspectiva, la participación e impulso decidido que Tanaka ha dado a la constitución y funcionamiento de la Asociación Latinoamericana  de Estudios de Asia y África (ALADAA)  y de otros centros de investigación en distintos países de Latinoamérica. Los congresos e intercambios en esta Asociación han permitido de manera recurrente el intercambio y discusión sobre Japón desde la perspectiva y ojos de investigadores de la región.  

Michiko Tanaka es una japonesa con fuerte arraigo en México no sólo por todo lo anteriormente mencionado sino también por la organización e impulso de las comunidades campesinas en Tlayacapan, Morelos. La profesora Tanaka es reconocida no solamente como asesora en su campo profesional tan vasto sobre Japón sino por participar en la organización de campesinos que producen y comercializan diversos productos orgánicos como vegetales, frutas, tortillas y tlacoyos que la Cooperativa Frutos de Tlayacapan distribuye para nuestro deleite.  

En este año de 2023 festejamos con gusto y alegría los primeros 80 años de vida de una niña que nació en plena guerra en su natal Japón pero que echó hondas y fructíferas raíces en México. Celebramos también los 50 años como profesora en el COLMEX, trabajo que la  ha convertido en la más importante conocedora y formadora de especialistas de la historia de Japón en México y Latinoamérica. 

Notas:

1. El libro  se encuentra agotado pero puede ser consultado en la siguiente liga electrónica

2. La edición electrónica se encuentra aquí

© 2023 Sergio Hernandés Galindo

artistas México Michiko Tanaka
Acerca del Autor

Sergio Hernández Galindo es egresado de El Colegio de Méxicodonde se especializó en estudios japoneses. Ha publicado numerosos artículos y libros sobre la emigración japonesa  a México como a Latinoamérica.

Su más reciente libro Los que vinieron de Nagano. Una migración japonesa a México (2015) aborda las historias de los emigrantes provenientes de esa Prefectura antes y después de la guerra. En su reconocido libro La guerra contra los japoneses en México. Kiso Tsuru y Masao Imuro, migrantes vigilados explicó las consecuencias que el enfrentamiento entre Estados Unidos y Japón acarreó para la comunidad japonesa décadas antes del ataque a Pearl Harbor en 1941.

Ha impartido cursos y conferencias sobre este tema en Universidades de Italia, Chile, Perú y Argentina así como en Japón donde fue parte del grupo de especialistas extranjeros en la Prefectura de Kanagawa y fue becario de Fundación Japón, adscrito a la Universidad Nacional de Yokohama. Actualmentees profesor-investigador de la Dirección de Estudios Históricos del  Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.

Última actualización en abril de 2016

¡Explora Más Historias! Conoce más sobre los nikkeis de todo el mundo buscando en nuestro inmenso archivo. Explora la sección Journal
¡Buscamos historias como las tuyas! Envía tu artículo, ensayo, ficción o poesía para incluirla en nuestro archivo de historias nikkeis globales. Conoce más
Discover Nikkei brandmark Nuevo Diseño del Sitio Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto! Conoce más

Discover Nikkei Updates

CRÓNICAS NIKKEI #13
Nombres Nikkei 2: ¿Grace, Graça, Graciela, Megumi?
¿Qué hay en un nombre? Comparte la historia de tu nombre con nuestra comunidad. ¡Las presentaciones están abiertas!
ACTUALIZACIONES DEL PROYECTO
NUEVO DISEÑO DEL SITIO
Mira los nuevos y emocionantes cambios de Descubra a los Nikkei. ¡Entérate qué es lo nuevo y qué es lo que se viene pronto!